Trabajamos con un producto fascinante. Somos una dentista y un ingeniero agrónomo, brasileños, nietos de españoles, que decidimos cambiar nuestras vidas y mudarnos de país, trayendo a nuestros tres hijos y la idea de trabajar con el Capim Dourado.

El Capim Dourado o Oro Vegetal es una planta que crece en el norte de Brasil, que, cuando se seca, tiene un color naturalmente dorado. Con ella hacemos joyas de extraordinaria belleza.

Me llamo Vera Navarro y me apasionó esa planta y la artesanía hecha con ella en cuanto supe de su existencia. Por ello, viajé  hasta la región para conocer mejor como se producía la magia.

Vi en ese producto la oportunidad de usar mi habilidad manual y mi espíritu creativo para desarrollar un trabajo artístico que me realizara profesionalmente y alimentara mi alma.

A día de hoy, formamos un equipo. Contamos con las mejores artesanas de Brasil, que cosen la planta para nosotros. Realizan una labor excepcional, gracias a su admirable habilidad manual, un trabajo hecho con amor y a que están bien remuneradas. Estamos en contacto directo con las artesanas, no hay intermediarios.

Yo elaboro el diseño y montaje de las piezas en Madrid, donde está situado nuestro taller, y Ciro, mi marido, desarrolla la parte comercial por toda Europa.

Adoro nuestro trabajo y estoy siempre creando nuevos productos con el apoyo de las artesanas brasileñas a las que consideramos nuestras amigas.

Participamos todos los años en importantes ferias por Europa, como son: L’ Artigianno in Fiera (Milán), Heim+Handwerk (Munich),  Foire de Paris, la Biocultura (Madrid, Barcelona, Valencia)…

El resultado final que pueden apreciar es fruto del dedicado trabajo de numerosos artistas, que hacen uso de este increíble recurso natural, como es el Capim Dourado, para poner en sus manos extraordinarias joyas naturales.